Una de las herramientas para que los estudiantes obtengan buenos resultados académicos es saber leer y comprender lo leído, por tanto los docentes debemos ser facilitadores de este proceso dentro del aula de clase y aportar a nuestros estudiantes estrategias que los motiven a leer.

 

 

Por tanto debemos preguntarnos ¬ŅQu√© estrategias pedag√≥gicas podemos implementar en los salones de clase para despertar el gusto por la lectura y la escritura en los estudiantes de b√°sica primaria de la instituci√≥n educativa Gimnasio Gran Colombiano de la ciudad de Tunja?

 

Para encontrar respuestas que aporten a la pedagog√≠a y al mejoramiento de la calidad educativa debemos comenzar con los cambios personales, iniciar con la utilizaci√≥n de nuevas metodolog√≠as de ense√Īanza de la lectura, escritura y oralidad implementando estrategias did√°cticas, l√ļdicas y formativas para que los estudiantes las pongan en pr√°ctica en la vida cotidiana; ense√Ī√°ndoles a ver en las situaciones dif√≠ciles y los obst√°culos grandes posibilidades y oportunidades. Todos estos aportes a sus vidas personales las podemos orientar a partir de los libros, diversidad de saberes, vivencias y experiencias.

 

Este proceso de cambio educativo tambi√©n exige una transformaci√≥n desde los centros universitarios en donde se forman los maestros, a partir de la selecci√≥n de estudiantes que llenen el perfil personal y profesional del verdadero maestro de la educaci√≥n que asuma con gran motivaci√≥n y responsabilidad su tarea profesional; personas convencidas, din√°micas y creativas en el desarrollo de los procesos de ense√Īanza- aprendizaje, que sientan gusto y pasi√≥n por la docencia, individuos que asuman nuevos retos frente a los cambios sociales y

educativos.

 

La educación hoy por hoy necesita de docentes comprometidos, con una actitud positiva frente al ejercicio de su quehacer diario, con un sentido crítico, reflexivo y analítico de su realidad social, que se interrogue, conozca su contexto y busque soluciones a los problemas y vacios educativos, que tenga la capacidad de autoevaluarse aceptando sus falencias y debilidades; y poner al servicio sus potencialidades en pro de la comunidad, un docente con el deseo  permanente de capacitarse, aprender e investigar, que tenga una visión innovadora con capacidad de asumir nuevos retos frente a la educación con un enfoque divergente y flexible.

 

Desde la b√°sica primaria debemos posibilitar a nuestros estudiantes el aprendizaje aut√≥nomo, colaborativo y social que permita el desarrollo del pensamiento cr√≠tico y creativo. Ense√Īarles a pensar, analizar, expresar sus propias ideas y argumentos. Aspectos que conllevan a la formaci√≥n de personas aut√≥nomas, seguras, con criterios propios y con bases de un buen liderazgo.

 

Todas estas caracter√≠sticas del ‚Äúdocente ideal‚ÄĚ las podemos conseguir primero con el convencimiento de cambio y de compromiso personal. Compartiendo con m√°s sensibilidad, desde el contacto diario con nuestros estudiantes; tener buena empat√≠a, interactuar y acercarnos a ellos afectivamente, entenderlos, preguntarles sus gustos, sus necesidades e ideales.

 

Este proceso de cambio de las pr√°cticas docentes comienza desde el aula de clase con nuevas formas de ense√Īanza de la lectura, escritura y la oralidad, a partir del propio contacto y convivencia con los educandos de la instituci√≥n, una de las formas es la IMPLEMENTACION DE LA MOTIVACION POR LA LECTOESCRITURA; donde los estudiantes se apasionen y sientan el deseo de leer, de escribir y de expresarse verbalmente. Nosotros somos modelos a imitar frente a estas pr√°cticas, es por ello que los maestros debemos ser los primeros apasionados por leer, escribir y expresarse de forma asertiva, ya que con nuestro ejemplo los ni√Īos aprenden y se inquietan por descubrir nuevos mundos desde la exploraci√≥n y contacto con los libros. Indagar qu√© es lo que les gusta leer, que quieren aprender, encausarlos en el desarrollo del pensamiento a partir de reflexiones y preguntas sobre sus realidades, contextos y culturas; brindarles actividades donde descubran nuevos conocimientos a trav√©s de los libros y algo muy importante es involucrar a los padres de familia en estas pr√°cticas donde ellos adquieran conciencia y compromiso de su rol de acompa√Īamiento en estos procesos.

 

Promover desde la escuela y el hogar el contacto y descubrimiento de los libros, con espacios apropiados que despierten el deseo de incursionar por la fascinante experiencia de la literatura.

 

Organizar talleres de lectura y escritura estructurados y pensados para cada grado escolar, donde se plasmen actividades innovadoras, divertidas y creativas usando diferentes ¬†colecciones; entre estas la ‚ÄúColecci√≥n Semilla‚ÄĚ y las herramientas tecnol√≥gicas que se encuentran en las instituciones; y brindar as√≠ la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos con estos medios educativos y formativos.

 

Es esta, una invitación a la autoevaluación, la reflexión, la autocrítica y sobre todo a proponernos implementar estrategias desde cada una de las áreas que incentiven el gusto por la lectura, que mejoren la comprensión lectora y la expresión tanto oral como escrita de nuestros estudiantes, eje central de nuestro quehacer pedagógico.

 

‚ÄúSUM√ČRGETE EN EL MUNDO DE LOS LIBROS‚ÄĚ

 

AUTORA. ANA LILIANA MORENO BERNAL.

Docente b√°sica primaria. Gimnasio Gran Colombiano. Tunja (Boyac√°).